mundo turistico

0

Cuevas del Océano (Lanzarote): probablemente el mejor alojamiento donde haya estado nunca

Irene 7 septiembre, 2016

Siento una fuerte presión de un chorro de agua en mi espalda. Las burbujas comienzan a surgir de la pequeña piscina en la que me hallo; jacuzzi, la llaman. Es mi primera vez en un jacuzzi. Me relajo. Eso es algo extraño tratándose de mí; de mí un poco en general y más en un alojamiento, ya que siempre he pensado que estos solamente son para dormir.

Supongo que ahí comienza mi idilio con las Cuevas del Océano, el lugar donde me quedaré las dos primeras noches de mi viaje a Lanzarote. Puede que no las encontréis por ese nombre, pero lo recogí de la fachada del lugar; ese lugar que es probablemente el mejor alojamiento en el que haya estado nunca.

jacuzzii-hotel-lanzarote

Llegué a él a través de la plataforma de Airbnb, donde se anuncia como “Apartment – Entire home/apt”. Es curioso porque las fotos de los hoteles suelen aparecer en estas webs maquilladas y siempre parecen mejores de lo que son… pero en este caso es justo al contrario. ¡Las fotos empobrecen al original! Quizás como pienso yo cuando hago fotos a lugares geniales, les haya sido difícil captar un lugar tan bonito y tan completo.


El alojamiento en cuestión está en Costa Teguise, la zona de playa del municipio, algo alejada de la localidad y que está llena fundamentalmente de hoteles. Aunque está aislada, como disponíamos de coche, esto no es un problema, ya que está bien comunicada y en un rato corto estás por ejemplo en Arrecife. Además de acceso a todas sus instalaciones, el desayuno está incluido y es muy completo. La dueña de la casa lo sirve en la terraza; todo un lujo. ¡Nos pusimos hasta arriba!

A la llegada lo que más llama nuestra atención es la gran piscina blanca que sirve como centro de atención de todo el complejo. De color blanco, como los diseños de César Manrique en los populares Jameos del Agua o la que fuera su casa y actualmente sirve como sede a la fundación que lleva su nombre, contrasta con el negro de la piedra volcánica natural del terreno y el azul transparente parece más claro si cabe. Por detrás de la misma se forma una especie de cueva, un diseño creativo que añade su toque de encanto. Añadido a la piscina, está el mencionado jacuzzi, ideal para las frioleras como quién escribe e ideal para relajarse un rato.

casaporfuera piscicasaEn diferentes estancias se distribuye la zona donde se sirve el desayuno, varias hamacas de descanso, una ducha al aire libre, una zona chill out para cenar o tomar algo, la casa como tal –en la que también vive la dueña de la casa, Karina, y su familia- donde podemos usar la cocina, una zona de juego para niños y en la estancia superior, nuestra habitación. Pero en cada esquina o cada espacio sobrante, siempre hay un detalle. Todo está cuidado y decorado con un gusto exquisito. Con estilo desenfadado y propio de la isla; un estilo que a mí personalmente me encanta.

casacasaexteriorduchadesayunofueralugar-desayunochillout

Nuestra habitación está en el segundo piso de la casa. Cuando llegamos, nos sorprende el amplio espacio, la cama con dosel y flores frescas sobre ella, desprendiendo un encanto que personalmente no había saboreado en un alojamiento anteriormente. Un pasillo lleva al baño, de corte más rural pero igualmente especial.habitacasa

Pero quizás lo mejor de todo son las vistas, pues el frontal de la habitación es toda una cristalera que encara al mar.Cada ratito que subíamos a cambiarnos, era un lujo abrir la ventana y tener ese paisaje frente a nosotros, sintiendo el viento de cara y respirando aire muy puro. En la última noche, además, tuvimos la suerte de tener una gran luna llena tras la ventana, que abrí para poder empaparme aún mejor de esa escena; de ese momento; uno de los grandes momentos del viaje. ¡Quién me lo iba a decir!

lunahabita

Sin duda, otra de sus grandes ventajas –quizás tiene demasiadas y corramos el riesgo de querer quedarnos allí todo el rato- es que tiene acceso directo a la playa. Un camino entre grandes piedras nos llevará a un arenal correcto cuyo nombre es El Ancla, aunque demasiado pedregoso. No obstante, siempre es un gustazo tener una salida al mar. El último día aprovechamos para darnos un chapuzón y además de que una vez superadas las piedras de la orilla, la zona de baño es buena, ¡hicimos snorkel y pudimos ver algún pez de colores muy bonito!

playahotel

Por último, la habitación doble (aunque tiene otra habitación donde podrían entrar los niños) cuesta 120 euros. Por el coste, nosotros solo estuvimos dos días, pero viendo que realmente el alojamiento lo valía, quizás nos hubiéramos planteado estar allí más. Eso ya cada uno lo valora según su economía, pero puedo asegurar que merece la pena 🙂

espejo

Tras apurarme a contaros todos los encantos de este lugar, creo que podréis entender cuánto me gustó. Fue además una sorpresa porque como os adelanté no me suelen gustar los hoteles. De ahí que quizás exagere pero lo sitúo entre los lugares que más me gustaron de la isla que, con un encanto infinito, me resultó demasiado turística en ocasiones. En este lugar encontré sin embargo los momentos de intimidad perfectos para disfrutar del paisaje y de Lanzarote. Unos momentos donde no hubo lugar para el aburrimiento, la desgana o la fealdad. Si no todo lo contrario.

 

Be Sociable, Share!

About Author

Irene

Periodista desde 2008. Bloguera de viajes y Community Manager desde 2010. Viajo cuando puedo; el resto del año trabajo, salgo a correr, leo, disfruto de mi ciudad y mi gente y veo pelis View all posts by Irene →

Deja un comentario

Login to your account

Can't remember your Password ?

Register for this site!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies