mundo turistico

1

Curiosidades de Tailandia

Irene 28 noviembre, 2011

Un viaje a Tailandia es, normalmente, para el turista occidental, una experiencia muy enriquecedora. Esto puede decirse con seguridad porque al tratarse de otro continente, con cultura, sociedad e historias tan diferentes, se presenta ante el viajero como una novedad a cada paso. Hoy hablaremos de las curiosidades de Tailandia, un país lleno de sorpresas.

Para empezar, una curiosidad que notaremos en las primeras horas en cualquiera de sus ciudades, es que conducen por la izquierda y además, el tráfico es casi siempre muy caótico. Esto es debido a que prácticamente no hay peatones por la calle. Todos van en coche, moto o tuk tuk, un vehículo entre el coche y la moto que hace servicio de taxi. Incluso se verá a niños conduciendo motos con total normalidad. Hay un dicho tailandés que dice que cuando los niños tienen edad para reir, la tienen también para conducir una moto (en torno a los 12 años).

[ad]

Muchos tailandeses, sobre todo aquellos que tienen relación con el turismo, saben hablar inglés. Quizás no un inglés académico, pero se defienden. Eso sí, utilizan un ceceo muy característico, que a los menos doctos en la materia confundirá aún más. Pero con esta gente, tan simpática, al final uno siempre suele llegar a entenderse.

Otra de las curiosidades más notables de Tailandia es la comida: Suelen comer con mucho picante, así que no olvidéis decir «not spicy», si no estáis muy acostumbrados. Pero lo más trasgresor es que comen saltamontes, cucarachas y demás bichos similares. Estos pueden encontrarse en muchos de los mercados nocturnos que se exponen en las ciudades. Pero esto no es todo. Si uno se adentra en los mercados más auténticos, en la parte de comida, podrá ver pescado aún vivo, peces que saltan de la pesa, tortugas vivas en cubos de agua e incluso sapos, cubiertos simplemente con una redecilla. Desde luego, es todo un impacto verlo…

Por último, toda una ristra de curiosidades tienen que ver con la religión. Aunque la mayoría de la población tailandesa es budista, existe un 5% de la población musulmana (en el Sur, en la zona de las playas de Krabi, en mayor porcentaje) y en las tribus minoritarias de las montañas, otros cuantos son animistas (que consideran que tanto los animales como los objetos inanimados tienen alma). Los tais de religión budista creen en la reencarnación, por lo que veneran de una forma muy importante a los animales, por ejemplo. No será raro ver grandes cantidades de perros y gatos por las calles y en las casas, como personitas.

Otra curiosidad que me llamó mucho la atención en Tailandia, derivada de esta creencia en la reencarnación, es que si te abrasan los mosquitos e intentes matarlos y algún tailandés lo ve, puede parecerle mal. Incluso que te eches repelente. Tom, el guía de una de las excursiones que realicé, me lo contó.

Tiene también que ver con las fuertes creencias religiosas de la población el hecho de que veneren de una manera exagerada a su rey. Se explica porque la cabeza de la jerarquía budista, es generalmente un miembro de la familia real. Se podrá ver la influencia real en la gran cantidad de fotos que hay repartidas en el país y porque todos los días a las 12.00 y a las 18.00 horas, suena el himno real y toda la gente, callada y de pie, siente el ritual con gran emoción. Verlo como turista es toda una experiencia.

La unión de religión y sociedad es bastante grande en Tailandia. Otro síntoma es la forma de vivir y de ser de los ciudadanos del país, todos siempre complacientes, sonrientes y apacibles. Ello viene de su lema “Sanuk, Sabai y Saduak”, cuya traducción significa «sé feliz, permanece sereno, conténtate con aquello que la vida te ofrece”. Desde luego, se lo toman en serio. Son amables, sonrientes y casi siempre hacen que te sientas como en casa.

 

Be Sociable, Share!

About Author

Irene

Periodista desde 2008. Bloguera de viajes y Community Manager desde 2010. Viajo cuando puedo; el resto del año trabajo, salgo a correr, leo, disfruto de mi ciudad y mi gente y veo pelis View all posts by Irene →

Comments (1)

  1. Jejeje…..»Pero lo más trasgresor es que comen saltamontes, cucarachas y demás bichos similares».
    Un día le ofrecí angulas a un indonesio en Barcelona (en los tiempos, en que este alimento, estaba al alcance de los mortales) y me dijo que……….pa tu tia, que esas lombrices, me las comiera yo.
    Buen post
    Saludos

Deja un comentario

Los datos que los lectores proporcionen en este formulario serán tratados por Irene Somoza. La finalidad de la recogida y tratamiento de estos datos se produce tan solo para identificar a quién realiza el comentario. Podrás ejercer el derecho de rectificación y anulación de los presentes datos enviando un email a iresomoz@gmail.com, así como el derecho de presentar una reclamación. Más información en la política de privacidad de nuestro site.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login to your account

Can't remember your Password ?

Register for this site!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies