mundo turistico

8

Propina en EEUU: ¿La pago o no la pago?

Irene 7 enero, 2014

A todos nos suena que en EEUU la propina es algo casi obligatorio y nos suenan también las razones para que esto sea así, pero no las sabemos con seguridad. No tenemos nada claro hasta que visitamos el país; y, a veces, ni siquiera cuando estamos allí. Entonces nos asaltan las preguntas: ¿La pago o no la pago? ¿Es obligatorio? ¿Qué sucede si no la pago? ¿Por qué? ¿Por qué? – a lo José Mourinho-.

[ad]

Hace poco, viajé a Nueva York y me vi por primera vez en esta diatriba, ya que estoy bastante en contra de estas prácticas, al entender que el salario de un trabajador debe ser algo estable y no dejarse a juicio del que paga por el servicio, ya que este puede ser de todo menos objetivo.

Para empezar, la propina en EEUU forma parte del sistema de remuneración de los empleados; nos guste o no. Un amigo que vive allí me comentó –como siempre no se puede tomar de forma literal, pero es más o menos así- que el sueldo base de un camarero puede ser unos 500 dólares y ascender con las propinas hasta unos 2.500 dólares, si el mes les sale bien. Para entendernos: no es como en España. La propina no es complementaria al sueldo, sino que forma una parte importante de él.

La razón es que los empresarios sostienen que este sistema motiva a los camareros traten mejor a sus clientes. Pero yo prefiero quedarme con otra versión: es simple y llanamente una costumbre, que hay que respetar, como otras que haya en otro país que visitemos. Prefiero verlo así, ya que yo no creo que sea el cliente quién deba juzgar cuánto debe cobrar un empleado y aún menos que lo que se paga vaya siempre en función del servicio prestado. ¿Cómo se puede asegurar esto? Es imposible.

bar

Por otro lado, la propina no es obligatoria. Aunque, ¿cómo casa esto con que en algunos establecimientos esté integrada en la cuenta? Por lo que he leído, se supone que se puede rechazar pagarlo, pero no es común. A mí no me importa pagarlo, pero al menos está bien saber por qué. Normalmente, aunque no se incluya en el recibo, si te fijas en la parte inferior de la factura, hay un texto que sugiere que se deje una propina de entre el 15 y el 20%. Esa es la cantidad que se debe de dejar. Un truco para saber calcularlo es multiplicar por dos la partida de «tax», que es del 6%.

Y luego está la pregunta de las preguntas: ¿Qué sucede si no dejo propina?

En mi viaje a Nueva York, bien por desconocimiento o por empeño de quién pagaba, hubo varias veces que dejamos una propina muy inferior a lo recomendable. Una de las camareras no dijo nada y al día siguiente cuando volvimos, nos trató igual de bien. Pero en otras dos ocasiones, en una nos miraron mal y en otra, el camarero volvió, remarcó con un bolígrafo la sugerencia de la propina e intentó justificar el pago. Entre los problemas del idioma y la falta de entendimiento, se le pagó y se acabó el tema.

Supongo que cada uno tendrá su opinión acerca de este tema y mi forma de verlo, cómo ya os comenté, es tratarlo como una costumbre. Vamos, que es lo que hay.

Os dejo un fragmento de Reservoir Dogs que tratan este tema. Aunque el Señor Rosa, uno de los protagonistas, ataca la propina porque es una costumbre, también cree en que se debe pagar solo si te dan un gran servicio. Cada uno, con su opinión 🙂

Be Sociable, Share!

About Author

Irene

Periodista desde 2008. Bloguera de viajes y Community Manager desde 2010. Viajo cuando puedo; el resto del año trabajo, salgo a correr, leo, disfruto de mi ciudad y mi gente y veo pelis View all posts by Irene →

Comments (8)

  1. Hola Irene, yo también me indignaba mucho con el tema de las propinas en Nueva York, en los taxis en los restaurantes… Aunque si que hay que reconocer que en mi opinión, los camareros eran mucho mas majos que en España, al menos se lo curraban más! Estoy totalmente de acuerdo con tu post, aunque es lo que hay. Un saludo viajero!

  2. Creo que también influye los lugares a los que se va. Un amigo (no muy dado a dejar propinas) me comentó que estuvo en lugares «poco turísticos» y que en algún sitio si que le montaron un buen follón. Y lo siento, pero no recuerdo ni la zona, ni los lugares, me lo contó, pero no tengo tan buena memoria…

    Saludos! Y buena entrada.

  3. Gracias por los comentarios chicos!

    Desde luego, Regina, lo eran, coincido con tu opinión, pero sigo viendo muy débil ese argumento para justificarlas porque al final eso no asegura que la propina vaya a ser buena. Cuando un trabajador hace bien su trabajo da gusto, pero para que lo haga bien, yo entiendo que se le tiene que asegurar un buen salario. Y algo estable, para todos los sectores igual 🙂

    Tranqui, Dani, seguro que era un barrio más alejado y esa ya es una información de valor. Seguro… las costumbres son las costumbres y como digo en el blog, al final creo que hay que pagarlas porque allí funciona así!

    Un besazo para ambos,

    Irene

  4. Yo pago todas las propinas de acuerdo a lo normal establecido en cada país aunque me parezca mejor o peor. Desde luego a nosotros nos choca el funcionamiento, sobretodo el hecho de que se considere la propina como parte del sueldo, y por eso se pague tan poco de manera «oficial».

    Es curioso lo de tener establecido un porcentaje de propina. Recuerdo ir a comer a varios sitios con un amigo coreano, (para estas cosas soy muy metódicos) y el tipo sacaba siempre el móvil para calcular exactamente el 18,5% que era lo que teniamos que dejar de propina jajaja (según él, era un termino medio lógico)

    En los taxis más o menos pagábamos un dolar de propina por persona. Taxis que me parecieron bastante baratos si vas a escote con otras personas.

    En los bares también se tiene la costumbre de dejar aproximadamente 1 dolar de propina por consumición. Y sí, yo si notaba mucha diferencia si dejabas propina o no.

  5. Hola Oscar,

    está bien ir con alguien que domine cuánto se tiene que pagar y que conozca la situación. Yo reconozco que me pilló bastante por sorpresa y al ir con más gente no supimos bien cómo reaccionar. Para otra ya sabemos, toca hacer lo que vemos 🙂

    ¡Saludos!

  6. Hola Irene! Qué casualidad porque estaba pensando escribir un post sobre este tema y ahora me encuentro el tuyo.

    Mi opinión es totalmente opuesta. Me parece un método que funciona a las mil maravillas y me encantaría que fuera así en España, (los precios de la comida más baja y el 18% lo añades después y va al camarero que generalmente cobra unos 3$/hora).

    En todo el tiempo que he vivido en USA me he dado cuenta que el servicio es muchísimo mejor que aquí, y que además si comparas el sueldo con el del camarero medio de España en USA cobran más, se nota que tengo muchos amigos camareros allí 😉

    De todas formas me guste más o no, eso es sólo una opinión que no tiene mucha importancia, lo que sí creo que la tiene, es que hay que adaptarse a cada sitio y en este caso las propinas forman parte de su cultura.

    Aunq no opine lo mismo, me ha gustado mucho el post. Besos!

  7. Gracias por la opinión, sobre todo porque la tuya es también una visión como habitante y no tanto como viajera/turista 😉

    Está claro que al final que para unos prima más el efecto que tiene esta situación sobre el servicio, que no dudo. Pero como quería dejar claro en el post no me gusta la forma en que se consigue. Además de que en el modelo teórico si todo el mundo se negase a pagar la propina, el sueldo de los camareros estaría por debajo del nivel de la dignidad. ¿Por qué no es entonces obligatoria?

    De hecho, ¿por qué este sistema, si funciona tan bien, no se aplica a otras áreas como a los recepcionistas de hotel o a las personas que te reciben en un banco?

    Ya te digo que todo depende donde se ponga el acento 🙂

    ¡Un beso y si finalmente escribes sobre el tema, leeré con atención tu post!

  8. Alfredo Cardona 14 enero, 2014 at 15:40

    Y sabes que si el grupo es de 6 o mas personas ya viene la propina incluida obligatoria del 18.5%, jeje, si son menos de 6 personas por lo general te ofrecen al final de la factura unos sugeridos de 2 o 3 porcentajes diferentes para que tu decidas

Deja una respuesta

Los datos que los lectores proporcionen en este formulario serán tratados por Irene Somoza. La finalidad de la recogida y tratamiento de estos datos se produce tan solo para identificar a quién realiza el comentario. Podrás ejercer el derecho de rectificación y anulación de los presentes datos enviando un email a iresomoz@gmail.com, así como el derecho de presentar una reclamación. Más información en la política de privacidad de nuestro site.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login to your account

Can't remember your Password ?

Register for this site!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies