mundo turistico

0

Rutas costeras en Asturias: Bañugues – Cabo Peñas

Santiago 19 diciembre, 2012

cabo peñas

RUTA: PR.AS-217 “Ruta del Horizonte”

CONCEJO: Gozón

ORIENTACIÓN: de E a O

EXTENSIÓN: 6 km

DURACIÓN: 2 horas

PERFIL: asequible, con dos pendientes. Dificultad media

PISO: de tierra y nueva la primera parte, la verdadera senda, así como la zona de Llumeres; el resto, ya por carretera asfaltada, aunque con posibles alternativas verdes.

PANORÁMICA: Apenas se asoma al mar, salvo en las playas, pero hay desvíos posibles hasta los acantilados cercanos. Itinerario muy abierto, sin bosque, cercano a los pueblos. Señalización mejorable en algún cruce.

[ad]

ACCESO: autovía del Cantábrico, A8/E70, salida Tabaza 404 a Candás y Luanco – AS-118 a Candás y Luanco (hay vías directas a Luanco desde Avilés, AS-238, y desde Gijón, AS-118). Una vez en Luanco, se continúa unos pocos kilómetros por la GO-1 hasta Bañugues

SALIDA: la Playa de Bañugues, al lado de la carretera local costera GO-1. Amplio arenal semicircular y semiurbano de ciento treinta metros de longitud, con cámping y aparcamiento

LLEGADA: Cabo Peñas, con faro, centro de interpretación y preciosa panorámica costera.

RECORRIDO: Salimos de la Playa de Bañugues, siguiendo la carretera hacia el oeste. Al pie de esta, junto al pequeño núcleo de casas a poco más de un centenar de metros del enorme arenal, hay un pequeño embarcadero rocoso que funciona con la marea alta. Aquí, junto a las pequeñas barcas varadas, empieza la verdadera senda, señalada por el puentecito de madera y el letrero informativo de rigor. Es un camino natural de tierra, entre praderas y campos de labor, con el pueblo a la izquierda y el acantilado a la derecha, ambos a cierta distancia del caminante.

Llano al principio, el recorrido, que bordea de lejos el pueblo para volver a él, se hace bastante pendiente hasta el primer cruce. La vista desde arriba es preciosa, abarca todo el perfil costero, incluida la playa. Estamos en El Monte, a la salida de Bañugues, donde retomamos la carretera y la seguimos hasta dejar atrás definitivamente el pueblo y alcanzar el Área Recreativa de Llumeres.

Dejando la carretera, bajamos en fortísima pendiente hasta la playa-puerto de Llumeres, un pedrero de aguas profundas que aún conserva el tono rojizo de la antigua mina de hierro abierta en el acantilado y abandonada hace mucho tiempo, sus restos en estado más que ruinoso.

Retrocedemos unos metros para retomar la senda, de gravilla dura y medio cementada, adecuada para fijar bien la pisada, que buena falta hace porque el recorrido se empina y las pulsaciones suben más que en todo el trayecto. Arriba, además de una hermosa panorámica si volvemos la vista atrás, nos encontramos con el dilema final: o seguimos por la derecha, bajando hacia el acantilado por senderos no siempre señalizados y tramos difíciles de transitar, o subimos hacia el asfalto, cruzando los pueblos ganaderos de Viodo y Ferrero, para enlazar con la carretera costera que viene de Avilés.

En ambos casos, culminaríamos nuestro recorrido en pleno Cabo Peñas, guiados desde muy lejos por su Faro y su Centro de Interpretación. Es el mayor resalte geográfico de la costa asturiana, su punto más septentrional, incomparable mirador marino de rocas, olas, gaviotas y horizontes, con la Isla Erbosa enfrente, al alcance de la mano.

VISITAS OPCIONALES: Además de las señaladas en la ruta 3 (Luanco, Candás-Perlora y Avilés), es imprescindible aquí una parada detenida en el Cabo Peñas: faro, centro de interpretación, paseo peatonal verde, acantilados, paisaje y panorámica costera, gastronomía local.

Be Sociable, Share!

About Author

Santiago

Santi Somoza, de estirpe asturiana en la desembocadura del Eo, allí donde ástures y galaicos se dan la mano, aferrado siempre a su clan galego-forneiro, hipermétrope enjuto, jubiloso jubilado, maestro de nada y aprendiz de todo, pacífico y socarrón, descreído, escéptico, indignado, viajero letraherido y maratoniano corredor de fondo, ave nocturna y perpetrador de tangos, amigo de sus amigos, amante del buen vino y la poesía y, por encima de todo, de sus tres queridísimas mujeres. View all posts by Santiago →

Deja un comentario

Los datos que los lectores proporcionen en este formulario serán tratados por Irene Somoza. La finalidad de la recogida y tratamiento de estos datos se produce tan solo para identificar a quién realiza el comentario. Podrás ejercer el derecho de rectificación y anulación de los presentes datos enviando un email a iresomoz@gmail.com, así como el derecho de presentar una reclamación. Más información en la política de privacidad de nuestro site.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login to your account

Can't remember your Password ?

Register for this site!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies