mundo turistico

2

Detalles que hacen mejor a una ciudad

Irene 22 abril, 2014

Hace poco hablaba con otros blogueros de viajes sobre la aparente necesidad que tenemos -o lo que gusta, en general- de dar datos extraordinarios de una ciudad: la plaza más pequeña, el edificio más antiguo o el barrio más de moda. Además del interés que eso pueda tener, responde al criterio de “espectacularidad” de las noticias que ya ha sido teorizado como una de las razones que tienen los profesionales para presentar la información. Como reza la conocida frase del gremio: “No es noticia que un perro muerda a un hombre sino que un hombre muerda a un perro”.

Yo lo reconozco: soy fan de ese tipo de datos si les encuentro el sentido. Me gusta clasificar las cosas y como tal, no hay nada mejor que este tipo de curiosidades. Además me parecen datos recordables, de esos que luego repites y llegan lejos, aunque puedan resultar superficiales. Hoy voy a elegir no datos sino criterios por los que creo que una ciudad es bonita. Subjetivos, personales y como siempre, revisables, así que os animo a que opinéis en los comentarios.

[ad]

Los he denominado detalles que hacen mejores a las ciudades, pero no me refiero a los que hacen más habitable o amigable a una ciudad, sino bonitas y disfrutables desde punto de vista del viajero. Con el tiempo me he dado cuenta de que muchas ciudades se parecen, que tienen cosas muy parecidas, aunque nunca dejen de sorpredernos.

Cuestas

Me atrevería a afirmar que casi todas las ciudades con cuestas son bonitas (aunque no todas las ciudades bonitas tienen cuestas). Las cuestas ayudan a tener perspectiva, a lograr disposiciones imposibles y a situarte en una posición privilegiada: sobre todo cuando llegas y estás arriba, claro está, ofrecen vistas incomparables. Y eso es otro detalle que hace mejor a una ciudad: sus vistas. Empezamos fuerte.

Pero qué mejor manera de explicaros a qué nos referimos que con ejemplos y fotografías. Allá van algunas ciudades que se hacen mejores con sus cuestas.

Cuenca

Quizás la ciudad con más cuestas donde yo he estado. Y preciosa gracias a ellas en gran parte.

cuenca

Vejer de la Frontera

Estuve hace poco y aunque no muy grandes, había cuestas. Ofrecían perspectiva de este maravilloso pueblo blanco de la provincia de Cádiz.

cadiz2

Cadaqués

De pueblo blanco en pueblo blanco. Cadaqués debe también parte de su belleza en situarse en una colina. Y por supuesto, incluir al mar en su panorámica. Por algo nadie duda de que es uno de los pueblos más bonitos de la Costa Brava y de toda Cataluña.

cadaques

Madrid

Aunque no sea una ciudad que destaque por sus cuestas, la incluyo porque mis lugares favoritos de la ciudad lo están. Con ello, quiero demostrar cómo las cuestas hacen mejores a las ciudades -más bonitas, me refiero-. Hablo de la zona de Lavapiés, con la calle Santa Isabel como ejemplo, en lo alto de varias cuestas que nos permiten una vista maravillosa de la urbe.

lavapies

Lisboa

Conocida por sus largas y empinadas cuestas, sus tranvías y edificios, esta ciudad atrapa y en ello tiene mucho que ver el terreno. Vean.

lisboa

Colorido

Otra de las características que resaltan el encanto de las ciudades es el color de sus fachadas. No hay nada como una ciudad de casas cuidadas y coloridas, ya que las podemos disfrutar como un cuadro, deleitándonos. Como excepción, también destaco la ausencia de color en todas ellas: pueblos con la totalidad de sus fachadas blancas, como en Vejer u otros de esta condición en Andalucía, respetando las tradiciones –están pintadas con cal, como antiguamente-.

Lisboa

Volví maravillada con los colorines de sus fachadas. Al aparecer de nuevo, podemos afirmar sin cortapisas que esta ciudad tiene embrujo; sin discusión.

Oporto

El contraste de los colores de las fachadas con el Río Duero es una imagen de esas imposibles de olvidar. Esta, unida a un paseo por sus estrechas calles, ya hacen de su visita algo gratificante.

oporto

Manarola

Quizás uno de los lugares más impresionantes que he visto en mi vida: Manarola, en el Norte de Italia. Con una buena cámara de fotos, este pueblo podría parecer el Edén y de hecho, hay muchísimas fotos en Internet.

Cinque

Vistas 

Toda ciudad que tenga un mirador, tiene algo que ofrecer. Así me gusta verlo a mí. No hay nada como parar a observar una ciudad, tranquilamente, si puede ser con una cerveza en mano mejor que mejor, y asimilar la belleza y la experiencia que estamos viviendo. Una ciudad hay que conocerla pero sobre todo vivirla.

Nueva York

Aunque Nueva York fascina a la gente por diferentes motivos, a mí me parece que lo mejor es verla entera; vamos contemplar sus vistas; sus rascacielos; su simbolismo. Hay diferentes lugares para hacerlo, aunque el Rockefeller Center me parece el mejor. Te presento otras opciones en un post sobre lugares para ver las vistas de la Gran Manzana.

nuevayork

Cádiz

Tuve la suerte de despedirme de Cádiz desde la Torre Tavira, la única torre mirador que está abierta al público (eran antiguas torres desde donde se divisaban los barcos que venían con mercancías) y de deleitarme con las vistas de la ciudad.

cadiz

San Sebastián

Admirar la belleza de una ciudad como San Sebastián es otra actividad imprescindibles si viajas allí. El Monte Igueldo es uno de los lugares más típicos, pero no por ello menos fascinantes para poner en práctica eso de «ver sus vistas».

París

Otra ciudad que impone desde las alturas. Y que maravilla, como en cada rincón.

paris

Ambiente

Pero de poco sirve una imagen, un momento, un rincón, si este no va acompañado de una experiencia agradable. Por eso, me gustan las ciudades con alma, a las que les gusta vivir la vida y disfrutar de lo que tienen para ofrecer. Quizás haya pocas que no lo hagan, pero cuánto más animadas, mejor.

Madrid

Pueden decirme que barro para casa, pero Madrid es una ciudad distinguida por su ambiente. Por las cañas, la gente dispuesta a ayudarte, la fiesta o las terrazas abarrotadas.

retiro

Sevilla

No olvidaré llegar a Sevilla a la hora del aperitivo un viernes tarde y ver los bares hasta la bandera. Si hay lugares donde se sepa vivir en España, seguramente estén en el Sur y la gente no puede ser más agradable. Imposible no querer vivirlo.

Berlín

Me encantan las ciudades donde siempre hay una excusa para beberse una cerveza. Y más aún si es en la calle. Berlín ofrece eso y es una ciudad abierta y animada. Otro must para el viajero marchoso.

Graffiti

Si en las ciudades se cuidan tanto los museos, es porque además del valor artístico de las obras, tienen un componente de disfrute y admiración por parte de los visitantes. Por eso, los graffiti deberían ser valorados como obras de arte callejeras, al aire libre, que hacen una ciudad amigable y estética. Porque poca gente no se queda maravillado con esas creaciones cuando las admira.

Londres

Supongo que la capital del país donde nació el archiconocido graffitero Banksy tiene que estar en esta lista, además de que sé que hay muchos dibujos callejeros allí a pesar de que cuando estuve me fijaba más en otras cosas. Dicen que el East End está repleto. Tengo muchas ganas de volver.

graffiti-londres

Manchester

Seguimos en el país para descubrir otra ciudad con arte al aire libre: Manchester. Otro destino que tenemos en la retina y que sabemos que está lleno de graffiti porque nos lo han contado en el blog de Vero4travel. Os animo a echarle un vistazo.

Nueva York

Si volví con la idea de que Nueva York era underground, moderna y maravillosa es quizás también por algún graffiti que me encontré.

meatpacking Foto de Oporto: Anyul Rivas

Be Sociable, Share!

About Author

Irene

Periodista desde 2008. Bloguera de viajes y Community Manager desde 2010. Viajo cuando puedo; el resto del año trabajo, salgo a correr, leo, disfruto de mi ciudad y mi gente y veo pelis View all posts by Irene →

Comments (2)

  1. Me gusta la propuesta que haces y es cierto que estos detalles son los que pueden darle un toque especial y diferente a los destinos, los que los hacen únicos 🙂 ¡Feliz semana!

  2. ¡Gracias por el comentario!

    A mí son cosas que siempre me hacen fijarme y empezar a coger cariño a una ciudad, así que no podía dejarlas pasar. Ahora estoy preparando la segunda parte porque me di cuenta que se me olvidaron otras tantas…

    ¡Saludos!

    Irene

Deja un comentario

Los datos que los lectores proporcionen en este formulario serán tratados por Irene Somoza. La finalidad de la recogida y tratamiento de estos datos se produce tan solo para identificar a quién realiza el comentario. Podrás ejercer el derecho de rectificación y anulación de los presentes datos enviando un email a iresomoz@gmail.com, así como el derecho de presentar una reclamación. Más información en la política de privacidad de nuestro site.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login to your account

Can't remember your Password ?

Register for this site!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies