mundo turistico

0

El Cairo: nuestra experiencia en la caótica capital de Egipto

Irene 1 diciembre, 2019

El aire irrespirable de El Cairo es directamente proporcional al encanto que esconde en muchos de sus rincones. La ciudad, a orillas del Nilo y latido principal de un país muy vital, es a ratos gris y a ratos la pura expresión del color; a ratos inabarcable y a ratos tan acogedora como pocas; a ratos árida y a ratos súper hospitalaria. Añádale a eso una historia harto interesante, tan variada como las diferentes partes de la urbe. Y el resultado, mirado con buenos ojos, es imposible que no resulte apasionante. Os contaré mi paso por allí, acotado a tres días no completos, que me supieron a poco.

En El Cairo hay muchas cosas que ver, muchas de las cuales se me quedaron en el tintero; y las cosas van a su ritmo. Para ello, la receta a aplicar es la siempre necesaria en este tipo de países: paciencia y adaptación al medio. Con buenas dosis de ello, El Cairo no es una ciudad difícil. No obstante, para verla bien recomiendo que se visita al menos durante cinco días. Los recorridos habituales en Egipto pasan rápidamente por la capital y tiene secretos que merece la pena ser descubiertos.el-cairo-el-nilo

Día 1: Visita a las Pirámides de Guiza y recorrido nocturno por el El Cairo

La parada turística más conocida de Egipto está pegada a El Cairo: en Guiza, ciudad que forma parte del área metropolitana de El Cairo. Allí esperan al viajero las necrópolis de los faraones Keops, Kefrén y Micerino; construcciones que asombran al mundo por su dificultad, belleza y su resistencia al paso del tiempo, pues han sobrevivido más de 4.500 años. piramides-egipto-visita

Las pirámides de Egipto

Las pirámides preparaban el viaje del faraón al más allá y aunque se puede visitar su interior, actualmente están prácticamente vacías, ya que la mayoría de estas eran saqueadas. La entrada a la pirámide de Keops -una de las maravillas del mundo antiguo- es más cara y por lo que me contaron no ves tampoco nada especial, por lo que elegimos visitar de Kefrén y poder experimentar estar dentro de una de ellas. Fueron propias de la IV dinastía y aunque hubo otras, más adelante desaparecerían, siendo las tumbas escondidas bajo tierra. Actualmente hay unas 125 en el país.piramides-fondopiramides-egipto-recuerdo
Esta excursión la teníamos incluida en el tour privado que contratamos para nuestra estancia en el país, por lo que el transporte y la guía estaban incluidos. Tras el recorrido, visitamos el Papyrus Institute, una tienda oficial de papiro, una planta subacuática que sirvió en el pasado de lámina para la escritura y hoy es aún utilizada para la expresión artística. 

Recorrido por el centro de El Cairo

En el primer día, dado que pronto se hacía de noche y aún no conocíamos bien la ciudad, decidimos contratar otro de los tours que nos ofrecía la agencia de viajes, aunque éste pagado a parte (45 euros). Se trató de un paseo por alguno de los barrios tradicionales de la ciudad, donde pudimos ver el día a día de sus habitantes; el mercado Jan el-Jalili, seguramente el lugar más interesante de la urbe, y algunos monumentos de la zona; y un paseo de refilón en el autobús por la conocida Ciudad de los Muertos, un área de cementerio al que muchos egipcios recurrieron ante no encontrar otra opción habitacional. Para acabar, se disfruta de una cena en alguno de los restaurantes que dan al Nilo -algo que sí puedes hacer perfectamente por tu cuenta-. 

centro-cairo

No me arrepiento de haberlo contratado como primer contacto con la ciudad, ya que cuando recorrimos la ciudad por libre lo hacíamos caminando y antes o después, acabas cansado como para no perderte los rincones más interesantes. Contando además que ellos saben bien dónde llevarte.hombres-centro-cairo

Día 2: Visitas al Museo Egipcio de El Cairo, el Barrio Copto y la Ciudadela 

En el segundo día, quisimos conocer El Cairo por nuestra cuenta. A última hora, salíamos ya para Luxor, así que contábamos de nuevo con el tiempo justo, pero lo aprovechamos bien. Nos alojábamos en el hotel Sheraton, situado en una orilla del Nilo. El primer trayecto hasta el Museo Egipcio de El Cairo, situado cerca de la plaza Tahrir -la conocida como Plaza de La Liberación-, lo hicimos caminando, pues no estaba muy alejado. Este lugar es uno de los puntos de encuentro más importantes de la urbe y en los días que nosotros fuimos, de intensa protesta social por el país, estaba plagada de Policía. Pero aún con todo tuvimos sensación de seguridad.

El Museo Egipcio de El Cairo

El Museo Egipcio de El Cairo es un lugar imprescindible, pues podrás asimilar el nivel de producción de arte egipcio del pasado que aún se conserva y caer completamente rendido quizás por segunda vez a la apasionante antigua civilización del país. Sarcófagos, esculturas, momias, papiros… hay un montón de salas interesantes. Especial atención atrae como siempre el pequeño faraón Tutankamón y en este centro se puede ver su máscara funeraria y otros objetos encontrados en su tumba (en esta zona, no se puede hacer fotos).museo-egipcio-elcairo

Desde este lugar, cogimos un taxi en el que el conductor nos ofreció llevarnos a dos zonas más por un módico precio –Barrio Copto y la Ciudadela-. Así, conocimos a Alaa El-Din El-Gendy, ‘Aladino’ para nosotros, que nos acompañó todo el día por unos 15 euros, nos llevó a comer a un lugar sencillo pero correo y nos trató maravillosamente. Si estáis interesados en sus servicios, podéis contactarle al número 010 01 26 47 88. La verdad es que su carácter era entrañable y fue la primera prueba que tuvimos de que los egipcios son gente hospitalaria y amable.

El Barrio Copto, historia de El Cairo

En primer lugar, visitamos el Barrio Copto, antigua zona cristiana de la ciudad y donde aún perviven algunos centros de esta religión, minoritaria en la zona. No obstante, en los siglos XI y XIV fue el credo predominante, siendo la iglesia copta una rama ortodoxa oriental. El barrio tiene una zona bastante cuca, donde están los principales monumentos, que es muy agradable, pero en los alrededores, como sucede en casi todo El Cairo, las calles están bastante destartaladas.iglesia-santamaria-elcairo barrio-copto-elcairo Visitamos la Iglesia de Santa María, conocida como La Colgante por estar situada sobre una de las puertas de la antigua Fortaleza de Babilonia, que es muy chula y está muy bien conservada. También entramos a la Iglesia pegada al Monasterio de San Jorge, que también me resultó bonita y cuidada. Nos dejamos la iglesia de Santa Bárbara, que nos pasamos, y el Museo Copto, ya que no teníamos mucho tiempo y tampoco demasiado interés. Paseamos un rato por la zona, que tiene también bastante seguridad por algún altercado acontecido en el pasado, pero que en su día a día es muy tranquila.

san-jorge-monumento Ciudadela de Saladino: el mejor mirador de la ciudad

La Ciudadela de Saladino, que fue uno de los líderes más importantes del país, es una fortificación defensiva que se sitúa sobre un promontorio en la ciudad. Dentro de ella se puede visitar la imponente Mezquita de Muhammad Alí y también otros puntos de interés como el Pozo de Yusuf o museos. Nosotros llegamos tarde y solo pudimos contemplar la zona exteriormente, que también merece la pena. Nos paramos en una rotonda –donde están las mezquitas de Al Rifa’i y la del Sultán Hassan, preciosas también por fuera- y allí nuestro amigo ‘Aladino’ nos hizo fotos del lugar.ciudadela-elcairo

Día 3: perderse, disfrutar y comprar en el mercado Jan el-Jalili

Si me preguntan un lugar al que ir sí o sí en El Cairo este sería el mercado Jan el-Jalili. ¡Qué maravilla de lugar! Quizás también sería el elegido si pudiera teletransportarme a algún lugar del mundo ahora mismo. Su intensidad y atracción fue comparable a pocos lugares del mundo.centro-cairoTe aconsejo que te pierdas por él, especialmente por las calles cercanas a la propia Al-Muizz, que también merece la pena y es considerada una de las más antiguas de la urbe. En esta vía hay cerca monumentos muy chulos que dan a la zona un encanto infinito: el Palacio Beshtak, Masjid El Moez Idun Allah Al Fatmi, Al-Muizz li-Deen Illah oel Qalawun Complex.elcairo-centro

Los mejores secretos del mercado Jan el-Jalili

También es muy recomendable el callejón Midaq, un rincón donde los edificios antiguos hacen una preciosa estampa con los objetos coloridos que se venden en sus tiendas. En ese mismo punto, adentrándote por las callejuelas, verás un montón de talleres donde los artesanos hacen a mano los productos que luego venden.

mercado-janeljalili-artesanos

Algo que en nuestros países apenas podemos disfrutar ya. Por último, imprescindible es ver aunque solo sea el Café de los Espejos o El Fishawi, un local cargado de decoración y que rezuma encanto exótico por los cuatro costados.

cafe-espejos

En el mercado hay zonas diferenciadas: una de carácter más local y otra más turística. Yo disfruté mucho ambas, pero en la primera de ellas el ambiente es más auténtico. No hay nada como perderse por esta zona y perder completamente la noción del tiempo. El último día lo empleamos en pasear intensamente por estas calles, tomar un té relajado y hacer las compras de última hora, que en este país es un placer. El Cairo es como dije al inicio una ciudad apasionante y aunque pudimos pasearla con más calma y ahínco, nos fuimos con un recuerdo genial.compras-libros-cairo

Datos prácticos en El Cairo

Hotel en El Cairo: como fuimos por una agencia de viajes, teníamos que elegir el tipo de ‘gama’ que queríamos para nuestro hotel. Dado que fue nuestra luna de miel, elegimos una superior y el alojamiento que nos tocó fue el Sheraton El Cairo. Un hotel al que es difícil sacarle un ‘pero’ más allá de que el aire acondicionado estaba muy fuerte y lo llamábamos ‘la nevera’. Pero tenía una habitación enorme, salones preciosos y espaciosos y restaurantes de todo tipo.sheraton-hotel-elcairo

Dónde comer en El Cairo: muchas de las comidas o cenas las hicimos en el hotel para ahorrar tiempo. Solo hicimos una parada para comer con nuestro taxi-guía en el restaurante Soiree, cerca relativamente de la zona del barrio Copto. Para tomar algo, en la zona del mercado Jan el-Jalili hay bastantes cafés, si bien en muchos no puedes beber cerveza, ya que los habitantes de El Cairo no suelen beber alcohol. Sin embargo en los grandes hoteles tampoco es problema.

egipto-elcairo

Cómo moverse en El Cairo: si bien os hemos dicho que un día nos movimos en taxi, cuando salíamos del hotel, a veces contratábamos conductor vía Uber. Este servicio funciona muy bien en el país. Nuestra único problema es que por entonces tampoco disponíamos de Internet en el móvil. Después fuimos a una tienda de móviles Vodafone y lo conseguimos. Fue un servicio que nos vino muy bien durante todo el viaje.

*Si quieres conocer nuestro recorrido completo por Egipto, te animo a leer el post sobre los 10 días que pasamos en el país, que compusieron sin duda uno de los viajes más bonitos e interesantes de nuestra vida. ¡Te animamos a seguir nuestros pasos!

Be Sociable, Share!

About Author

Irene

Periodista desde 2008. Bloguera de viajes y Community Manager desde 2010. Viajo cuando puedo; el resto del año trabajo, salgo a correr, leo, disfruto de mi ciudad y mi gente y veo pelis View all posts by Irene →

Deja un comentario

Los datos que los lectores proporcionen en este formulario serán tratados por Irene Somoza. La finalidad de la recogida y tratamiento de estos datos se produce tan solo para identificar a quién realiza el comentario. Podrás ejercer el derecho de rectificación y anulación de los presentes datos enviando un email a iresomoz@gmail.com, así como el derecho de presentar una reclamación. Más información en la política de privacidad de nuestro site.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login to your account

Can't remember your Password ?

Register for this site!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies