mundo turistico

1

Recomendaciones especiales en Roma, la ciudad eterna

Irene 16 enero, 2018

Caminar por Roma es como hacerlo sobre un gran museo al aire libre, además de una verdadera delicia. En pocas ciudades se siente el peso de la historia como en esta: el Foro Romano, el Coliseo, el Panteón, el Vaticano… lugares de épocas importantes de nuestra civilización y el Viejo Continente que además de bien conservados, se integran perfectamente en la “ciudad eterna”. Una ciudad que es visita obligada para cualquier viajero que se precie. Roma es mucha Roma. En las líneas que siguen intentaré apuntar lugares que no te debes perder en la urbe, así como recomendaciones más personales para que tu viaje sea lo más especial posible. O al menos intentarlo.

Mi periplo duró 4 días, muy bien aprovechados y sin coger un solo transporte, pues Roma es una ciudad relativamente abarcable a pie. También es cierto que nuestro hotel –Regno- estaba maravillosamente situado y esto nos permitió hacerlo de este modo.

roma-tiber-paseo

La Antigua Roma: Foro Romano, Coliseo y Panteón

Roma fue el centro de poder de lo que hoy conocemos como Europa durante muchos siglos, con una fuerte expansión en el conocido Imperio Romano. Lo más asombroso es que actualmente aún se puedan visitar los restos de lo que fue aquella civilización, en pleno centro de la capital italiana.

El Foro Romano es la mayor extensión y en mi opinión, el mayor atractivo turístico de la ciudad. Allí donde se celebraban los principales tejemanejes de la ciudad antigua, hoy podemos pasear y ver lo que queda de aquello y sobre todo, los templos que se levantaron en honor a los dioses. La mayor parte de los restos son visibles tan solo caminando por la zona –además con paneles explicativos que se agradecen-, aunque recomiendo la entrada al Foro Romano y el Palatino, que dará acceso a nuevas ruinas y buenas vistas sobre esta parte de la urbe, tan maravillosa.

Si te interesa hacerte con una entrada para el Coliseo, el Foro Romano y el Palatino sin hacer colas y que puedes mostrar directamente desde tu móvil, consíguela aquí: Tiqets para el Coliseo, el Foro Romano y el Palatino con audioguía desde 21.50 euros 

close

foro-romano2 fororomano3 foro-romano palatino-roma

En un extremo del foro está el Coliseo Romano, el gran anfiteatro que dio lugar a muchos espectáculos públicos y luchas de gladiadores. Creo que necesita poca presentación y que es obligación recrearse con uno de los monumentos más conocidos de toda Europa. Nosotros en esta ocasión no entramos y creo que exteriormente ya deja lo suficientemente perplejo. ¡Qué maravilla que 2.000 años después podamos conocerlo tan bien conservado!

coliseo-romano

Otro de los monumentos que debemos conocer en Roma por imperativo viajero es el Panteón, un monumento a todos los dioses que está maravillosamente conservado e impone tanto como deleite produce. Oficialmente recibe el nombre del Pateón de Agripa porque se construyó sobre las ruinas de un templo erigido por el conocido general del Imperio Romano en la época de Octavio Augusto, aunque su apariencia actual proviene de los años 118 y 125 d. C. y fue obra de Adriano.

panteon-agripa

La Roma moderna: desde la Fontana de Trevi hasta Piazza Navona

El centro de Roma tiene además otros nombres que debemos apuntar. Desde la archiconocida Fontana de Trevi, una fuente preciosa y monumental que es uno de los mayores atractivos barrocos de la ciudad, pasando por la Plaza Venecia y su imponente palacio, hasta la Piazza Navona, otro lugar de encuentro con mucho ambiente pero donde no falta el arte en sus fuentes y monumentos.

fachadas-roma Mi plaza favorita fue sin duda el Campo dei Fiori, la más bohemia de todas ellas y llena de bares y restaurantes muy apetecibles. Por las mañanas tiene mercado, pero nosotros no nos acercamos a esas horas. Por último, la plaza de España es también centro de reunión de locales y viajeros que encuentran en su ambiente otro lugar ideal para disfrutar de una ciudad muy viva.

Trastevere: el barrio donde no cansarte de pasear

Hay bastantes calles encantadoras en Roma, pero en ese terreno un barrio se lleva sin duda el premio gordo: se trata de Trastevere, una zona de esas donde se mezcla lo turístico y lo auténtico; el ambiente más joven -siempre de espíritu, es para todas las edades- y vivo de la ciudad, con bares, restaurantes y tiendas muy modernos y muy ‘monos’ todos ellos. Un lugar para quedarte maravillado, a pesar de ser claramente “carne de gentrificación”. El reclamo más común para unas cervezas o una cenita con buen ambiente o un paseo fotográfico.

roma-calle Nosotros optamos siempre por la opción de tomar algo, pues no encontramos un restaurante que nos convenciera. Y los dos bares donde fuimos nos conquistaron definitivamente. Se trata de Samovar Café Bistro y el Baccanale, ambos geniales y altamente recomendables por la bebida, por el trato, por la estética y por un poco todo en general. ¡En el primero de ellos nos pusieron incluso tapa! ¡Gratis! Aquello en Roma nos parecía imposible…

Una sorpresa con la que no contábamos al visitar Trastevere fue la calle Garibaldi, en uno de los extremos del barrio y en la que Roma parece convertirse en un pequeño pueblo y en otra ciudad. Subiendo por esa zona, llegamos sin darnos cuenta a la Embajada de España, que tiene una vista sublime a las cúpulas romanas y de las cientos de terrazas de viviendas en las que pagaría por disfrutar de un vino en compañía local.

vistas-roma-embajada-españa

Vistas desde Villa Borghese

Uno siempre tiene sus pequeñas manías y la mía es siempre buscar un lugar desde donde tenga buenas vistas de las ciudades. Por ello, creo también altamente recomendable visitar el parque de Villa Borghese, muy agradable además también para un paseo, pero cuyo objetivo principal es ver la urbe a vista de pájaro, así como hacer un parón en el camino para hacerse fotos y disfrutar de lo visto y lo vivido.

vistas-villa-borghese

Para subir hay un camino con una pequeña cuesta desde la plaza del Popolo, conocida por sus dos iglesias gemelas aunque en mi opinión, una plaza más. Aunque no se toma demasiada altura, hay pequeños resquicios de vista, entre los árboles y los pájaros que abundan en la zona, donde encontrar un buen lugar para apretar el botón y dejar inmortalizado el momento.

Una calle que me enamoró: Via Coronari

Como el post se trata de daros recomendaciones personales y especiales, os indico una calle que me enamoró: la Via Coronari. Está cerca del Castillo de Sant’Angelo -otro monumento interesante al que nosotros no entramos; iniciado por Adriano para ser su mausoleo y acabado en el año 139 por Antonino Pío-, algo alejada del centro -quizás por eso me sorprendió tanto- y está llena de pequeños rincones, así como tiendas, bares y restaurantes cuidados al detalle y con encanto infinito. ¡Una maravilla! Si tenéis tiempo, seguro que es buen lugar también para hacer una parada en el camino, aunque no fue mi caso. La vi fugazmente, pero no la olvidé con facilidad.

via-coronari2 via-coronari1

Jardín de los Naranjos y el Ojo de la Cerradura

Otra visita diferente en Roma es acercarse al Jardín de los Naranjos, un parque ideal para pasear al atardecer y ver las vistas de la ciudad. Se llega dejando atrás el Circo de Massimo, del que apenas queda ya rastro, pero que ayuda a dejar atrás la gran cantidad de gente que puede abarrotar el centro. Hay un buen mirador, amplio, y también hay un mirador anécdotico, conocido como el Ojo de la Cerradura y que no es más que una mirilla donde gracias a un efecto óptico la vista se convierte en algo maravilloso. Si aún no sabes a qué me refiero, no veas fotos y acércate para descubrirlo por ti mismo. Eso sí, te aviso: ¡hay cola! ¡Cola para mirar por una pequeña rendija! Roma es capaz de todo.

En la foto, el camino rodeando el Circo Massimo.

circo-massimo

Una visita especial: El Vaticano

El Vaticano es seguramente el país y territorio más peculiar de toda Europa. Emplazamiento de la máxima institución de la iglesia católica, tiene también independencia en lo territorial, convirtiéndose en un caso extraño dentro de las fronteras de Roma. Turísticamente interesa sobre todo porque aglutina también una buena cantidad de arte, cuyo máximo exponente son los Museos Vaticanos y en concreto la Capilla Sixtina, una de las salas de la Santa Sede. Junto a la Basílica de San Pedro suponen los mayores atractivos de la entrada al recinto -que no son poco-, y que en nuestro caso visitamos con un tour. Nos parecía que en este caso las explicaciones arrojarían luz sobre la historia y las curiosidades de este lugar, lo que así fue.

vaticano

Si te interesa hacerte con una entrada para el Vaticano y la Capilla Sixtina sin hacer colas y que puedes mostrar directamente desde tu móvil, consíguela aquí: Tiqets para el Vaticano y la Capilla Sixtina con audioguía por 27 euros 

close

Entre ese puñado de información, destaco especialmente la creación por parte de los romanos de cientos de esculturas, a veces originales y otras veces copias -sobre todo del arte griego- que ahora se pueden visitar en los museos vaticanos. También que hay una sala dedicada a tapices, otra a las musas de los diferentes campos del saber, otra de mapas con un techo dorado impresionante y una conocida como la ‘sala redonda’, donde hay una gran bañera que utilizaba la mujer de Nerón para remojarse con leche de burra.

La Capina Sixtina es un capítulo aparte, ya que su historia daría seguramente para varios post. Pero como simple bloguera, os contaré que su función es albergar cónclaves donde se toman decisiones importantes, destacando principalmente la de elegir al papa -fumata blanca mediante- y que tomó su importancia a partir del siglo XV gracias al papa Sixto IV.

capilla-sixtina

En las paredes laterales se encuentran pasajes del antiguo y nuevo testamento pintados maravillosamente por artistas renacentistas como Sandro Botticelli, Pietro Perugino, Pinturicchio, Domenico Ghirlandaio, Cosimo Rosselli y Luca Signorelli. Pero casi todas las miradas se centran en la parte frontal y la representación del Juicio Final a manos de Miguel Ángel y sobre todo en la bóveda, también obra del conocido artista y símbolo del arte en general. A ojos del viajero, aún a pesar de lo incómodo que es ver la sala abarrotada de gente y los guardas procurando que haya silencio y no se hagan fotos, es sencillamente una delicia. Un momento especial donde los haya.

basilica-sanpedro-vaticano

La última visita fue a la Basílica de San Pedro y la plaza homónima. La iglesia está construida sobre los restos de San Pedro, uno de los apóstoles de Jesús y se entiende como la más importante, así como la que mayor espacio ocupa de toda la Cristiandad. Es imponente en cada uno de sus detalles y se puede subir a la cúpula, aunque nosotros no lo hicimos por falta de tiempo. En su interior, la obra más conocida es La Piedad, de un joven Miguel Ángel. Perfecto punto y final para varios días en una ciudad sumamente interesante, encantadora y mágica.

Datos prácticos en Roma

*Alojamiento: Nuestro hotel estaba en la Via del Corso, a pocos metros de la Fontana de Trevi y el Panteón: Hotel Regno. Una ubicación inmejorable por la que pagamos 100 euros la noche, pues el hotel era correcto. También incluye desayuno. Muy recomendable si lo que se busca es buena situación.

hotel-regno

*Transporte: Nosotros nos movimos desde el aeropuerto al hotel en taxi y después hicimos todos los trayectos andando. 

*Dónde comer. Comer bien en Roma no es tarea fácil. Es una ciudad muy turística, en muchas ocasiones cara y con tantos restaurantes que uno no sabe cómo dar en el clavo. Nos gustaron bastante dos restaurantes pero con aspecto de otra cosa -pequeños y algo incómodos- pero donde comimos genial. El primero de ellos es Fraschetteria Giampiccolo, un local con una carta escueta pero con una pasta con trufas que me encantó. Y por otro lado la vinoteca Cul de Sac tiene platos originales y una carta de vinos excelente. No obstante, hay un restaurante que me han recomendado -justo al volver, una pena- que tiene una pinta buenísima: Trattoria Vecchia Roma. Eso sí, no te olvides de reservar. Las cosas buenas las quiere todo el mundo. Como viajar a Roma…

comida-Roma

*Visitas: Si no quieres hacer colas, te recomiendo que reserves las visitas con tiempo. Con bastante tiempo también porque se acaban. Para contratar una visita, os recomiendo Tiqets en Roma, con la que podrás ahorrar colas y entrar directamente con tu tique en el móvil.

Imagen de la Capilla Sixtina: Wikipedia

Be Sociable, Share!

About Author

Irene

Periodista desde 2008. Bloguera de viajes y Community Manager desde 2010. Viajo cuando puedo; el resto del año trabajo, salgo a correr, leo, disfruto de mi ciudad y mi gente y veo pelis View all posts by Irene →

Comments (1)

  1. Pingback: Recomendaciones especiales en Roma: 4 días | mundo turistico | Viatges pel Món

Deja un comentario

Los datos que los lectores proporcionen en este formulario serán tratados por Irene Somoza. La finalidad de la recogida y tratamiento de estos datos se produce tan solo para identificar a quién realiza el comentario. Podrás ejercer el derecho de rectificación y anulación de los presentes datos enviando un email a iresomoz@gmail.com, así como el derecho de presentar una reclamación. Más información en la política de privacidad de nuestro site.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login to your account

Can't remember your Password ?

Register for this site!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies