mundo turistico

0

Ruta de dos días por Aragón o cómo aprovechar bien un fin de semana

Irene 29 septiembre, 2020

La mayoría de las veces creemos que un fin de semana no es suficiente para pegarte un buen viaje. Pero la realidad es que cuando nos ponemos a ello, nos damos cuenta de que se pueden aprovechar en condiciones dos/tres días. Esto me sucedió recientemente en una ruta que realicé desde Madrid durante dos días por Aragón (para en Medinaceli -en Soria- mediante), en la que partiendo el sábado bien pronto y llegando el domingo a una hora decente pude disfrutar de cuatro destinos: la ya mencionada Medinaceli, el Monasterio de Piedra, Calatayud y Albarracín. Os cuento todos los detalles.

Es cierto que viajaba sola y eso hace que no te despistes ni apenas pierdas el tiempo, pero tampoco sentí que veía las cosas mal y tuve tiempo para relajarme. Pero sí es verdad que suelo imprimir un ritmo ágil cuando visito los lugares. Tampoco me paré mucho tiempo a comer, llevando unos sandwiches para el sábado y sí que parando a tomar algo por la tarde. Hice noche en Calatayud y conduje con gracia pero nunca más de tres horas y media seguidas. Tampoco es tanto agobio, ¿no?

los-vadillos-monasterio-piedra

Medinaceli, un encantador pueblo

Medinaceli es una parada súper interesante que no me arrepentí nada de hacer aunque la visita fuera fugaz. Tan solo su emplazamiento, en lo alto de un promontorio rocoso, merece ya una oportunidad. Tuve tiempo incluso de coger un plano en la oficina de turismo y pasear rápidamente por sus puntos clave: su precioso arco romano, varios mosaicos de esta época en la calle y el Palacio Ducal, la coquetería de sus calles empedradas y su imponente Plaza Mayor. Donde más tiempo estuve fue en el interior del Palacio Ducal (en torno a 1,5 euros la entrada más la voluntad), que además de ser precioso, tiene exposiciones de arte muy interesantes. Una forma muy especial de revitalizar un lugar de interior algo aislado.

palacio-ducal expo-placio-ducal plaza-mayor-medinaceli

El Monasterio de Piedra, un lugar natural para imaginar

El Monasterio de Piedra, del que ya os di detalle en profundidad recientemente, es un lugar natural único, limpísimo y mágico. Lo que la naturaleza ha hecho sobre este terreno y cómo se ha preservado es muy especial y por eso, os lo recomiendo encarecidamente. Yo llegué sobre las 12.30 y estuve gozando del paseo, sus laberintos y el golpeo del agua hasta pasadas las 16.30. Un recorrido encantador culminado con la visita al propio monasterio, también encantador.

fresnos-altos-monastrio-piedra cascada-caprichosa

Calatayud, una ciudad súper interesante

Pasé en Calatayud una tarde, si bien al día siguiente aún tuve tiempo para subir al Castillo de Ayud (ya visitable). Aunque hubo momentos en los que pensaba que estaba en una película de miedo porque no había apenas gente en la calle, la experiencia fue también divertida. Me acerqué a conocer la Colegiata Santa María Mayor y la del Santo Sepulcro; me perdí por las calles de la judería y restos de alguno de los castillos defensivos que se levantaron en esta ciudad en el pasado; me fijé en la disposición de las casas de la Plaza Mayor -tan peculiares-; y salí por la Puerta de Terrer para llegar al Museo de Calatayud; donde finalmente no entré.

calatayud-paisaje-general colegiata-calatayud calatayud-plaza-mayor

Albarracín, última parada en uno de los pueblos más bonitos de España

De Zaragoza a Teruel, conduje encantada con el paisaje y llegué a uno de los destinos a los que más ganas tenía desde hace mucho tiempo: Albarracín. Sentí emoción desde el inicio. Además de flipar con su belleza y recorrer sus puntos más interesantes, aquí tampoco paré de pasear. Fue lo que más hice y seguramente lo que más disfruto haciendo en los viajes. No me cansé y cuando llegó la hora de partir, seguía teniendo energía. En Albarracín es también lo más recomendable. ¡Imprescindible subir a lo alto de la muralla para observar sus vistas!

plaza-mayor-albarracin vistas-albarracin-desde-muralla

DATOS PRÁCTICOS DE LA RUTA POR ARAGÓN

  • Dónde dormir: Hice noche en Calatayud; a 28 kilómetros del Monasterio de Piedra e ideal para seguir conociendo lugares interesantes. Allí podréis encontrar hoteles de toda categoría. Yo me alojé en Hostal La Perla, con buena ubicación y buenos servicios por tan solo 23 euros.

  • Presupuesto de viaje: En todo el viaje me gasté unos 62,5 euros. Así distribuidos: Eché tan solo una vez gasolina 30 euros (si bien ya tenía algo); pagué 3,5 euros en el Palacio Ducal de Medinaceli (1,5 de entrada y dos euros de voluntad); unos 3,5 euros en tomar algo en Calatayud; 2 euros en desayunar en Calatayud; 23 en el hotel; y 16,5 en comer en Albarracín. En cuanto a la entrada del Monasterio de Piedra, fui invitada como blogger como ya apunté en su post. Sumándolo hubieran sido 76,9 euros.

Be Sociable, Share!

About Author

Irene

Periodista desde 2008. Bloguera de viajes y Community Manager desde 2010. Viajo cuando puedo; el resto del año trabajo, salgo a correr, leo, disfruto de mi ciudad y mi gente y veo pelis View all posts by Irene →

Deja una respuesta

Los datos que los lectores proporcionen en este formulario serán tratados por Irene Somoza. La finalidad de la recogida y tratamiento de estos datos se produce tan solo para identificar a quién realiza el comentario. Podrás ejercer el derecho de rectificación y anulación de los presentes datos enviando un email a iresomoz@gmail.com, así como el derecho de presentar una reclamación. Más información en la política de privacidad de nuestro site.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login to your account

Can't remember your Password ?

Register for this site!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies