mundo turistico

0

7 razones para pasar tus vacaciones en España

Irene 31 julio, 2018

Es un hecho que en ocasiones nos parece que viajar a nuestro propio país no es viajar. Creemos que no es lo suficientemente lejano -tanto en la distancia física como cultural- como para tenerlo en cuenta a la hora de elegir el próximo destino. Quizás yo antes pensaba así… quizás en realidad sigo haciéndolo un poco, pero también es un hecho que no es exactamente como antes. Ahora me gusta reservar alguno de los días de los que dispongo -como referencia, reservo una semana al año; a veces más, a veces menos- para conocer mejor mi país.

Y en este objetivo, he pensado que me gustaría compartirlo y dar razones para viajar por España. A quién me lea desde fuera de nuestras fronteras, le servirá como referencia de qué ver y qué tener en cuenta; y a los paisanos, les hará reflexionar sobre lo que nos estamos perdiendo cuando subestimamos nuestro propio país. Yo que llevo varios años dedicándole algo de tiempo -al menos más que antes- puedo decir que estoy fascinada y por ello también, convencida de sus virtudes. Allá van.

Somos una referencia turística

La Sagrada Familia de Barcelona, la Alhambra de Granada, las catedrales de Burgos, Salamanca, León o Santiago de Compostela, la Giralda en Sevilla, el Palacio Real de Madrid o la Mezquita de Córdoba… todos ellos son lugares turísticos de renombre y referencia en Europa y el mundo que sería un delito perdernos teniéndolas cerca.Además, resulta que todos estos monumentos están en ciudades muy recomendables, todas ellas con una historia arraigada, culturas apasionantes, callejuelas encantadoras, buen comer y rasgos especiales que las hacen únicas. De hecho, esta variedad desterraría el argumento de la lejanía, pues hay zonas de España muy diferentes entre sí.

Reyes del sol y playa

Hay pocas personas a las que llegado el verano, no les apetezca una buena playa, aguas claras, mar y vida relajada. Para ello, España tiene muchísimas opciones súper recomendables, que no tienen nada que envidiar a otras zonas de Europa.

Yo si alguien quiere una semanita en la playa recomiendo sin dudar cualquiera de las islas de los dos archipiélagos españoles (Baleares y Canarias), zonas del Mediterráneo protegidas del exacerbado crecimiento urbanístico (Cádiz o Cabo de Gata) o zonas costeras del Norte (Asturias, Galicia o País Vasco), donde aunque el tiempo es un poco lotería, un día de sol puede ser la mejor de las suertes para disfrutar de arenales preciosos y relativamente poco masificados.

Lugares naturales preciosos

Si la playa y las ciudades españolas merecen mucho la pena, los lugares naturales de nuestro país no tienen nada que envidiar al resto de Europa. Parques Nacionales como Doñana o Monfragüe; paisajes lunares como los de Lanzarote o bosques de laurisilva como los de La Palma, Tenerife o La Gomera; el Teide; los paisajes de Asturias, Galicia, Cantabria, del Pirineo Aragonés y catalán; la selva de Irati navarra para otoño; los campos de lavanda de Brihuega (Guadalajara) para principios de verano…

Hay cientos de opciones, perfectas para una escapada o para un viaje en condiciones recorriendo los tantísimos paisajes que tenemos en un país completísimo.

¡Cómo se come en España!

Un buen cachopo asturiano, ‘pulpo a feira’, anchoas cántabras, marisco gallego, pintxos vascos de todo tipo y condición, cecina leonesa, paella valenciana, caldero murciano, salmorejo cordobés, bienmesabe, atascaburras, unas papas arrugás canarias…seguro que a estas alturas ya estás salivando.Y es que, ¡cómo se come en España, señores! Es toda una delicia poder recorrer nuestro país probando platos tan sabrosos como bien preparados. Un viaje que cobra por sí mismo todo el sentido y que en ocasiones se muestra como el motivo perfecto para conocer una zona concreta.

Cultura, fiestas, tradiciones…

Soy quizás una viajera -y una autóctona- muy poco experta en este terreno, pero España es un destino de hondas raíces y costumbres arraigadas que merece la pena conservar y conocer. Por eso, hay fiestas que atraen a miles de turistas extranjeros -Los Sanfermines, las Fallas, la Tomatina, la Semana Santa en diversos territorios, etc.- y que pueden ser también una excusa para conocer determinados lugares. Y no solo esas… sino que hay cientos de fiestas de carácter local y regional donde conocer las tradiciones más propias de cada lugar.

Quizás soy poco amiga de este turismo porque además de contar con aglomeraciones -algo que he desterrado definitivamente de mis deseos-, relevan a un segundo plano conocer la ciudad. De alguna manera, me da pena conocer el evento y la fiesta y no conocer la ciudad. Pero estas celebraciones son tan importantes que seguro que bien llevadas, son un complemento perfecto para acercarnos a nuestro país.

¡Porque en España se vive muy bien!

Recuerdo hace unos años en un viaje que hicimos en furgoneta a Francia que llegamos a Arlés en torno a las 21.00. Paseamos sus calles oscuras, viendo como para entonces, los locales ya habían cerrado sus puertas y eran apenas cuatro personas las que estaban paseando. Nos parecía difícil entender que tan cerca de España se tuvieran unos hábitos tan diferentes a los de nuestro país.Este tema, unido a que disfrutamos de un tiempo inmejorable, la gente en general es abierta y simpática, los precios no están por las nubes y tenemos ambiente para todo tipo de gusto y condición, no deja lugar a dudas: pasar nuestras vacaciones en España es una gran opción.

Porque tiene muchas sorpresas

Otra cosa buena de España es que tenemos muchas cosas que son conocidas pero otras tantas que son una genial sorpresa. Por ejemplo hace años no sabía que teníamos un paisaje tan similar al Gran Cañón como las Bardenas Reales o tan único como Las Médulas, en León. No esperaba que el Pirineo Aragonés pudiera mostrarme lagos glaciares tan espectaculares como el Ibon de Plan ni cataratas tan bellas como las gradas de Soaso. Seguramente tampoco imaginaba que en La Gomera pudiera ver un paisaje tan parecido a las terrazas de arroz de muchos países del Sudeste Asiático. Ni que las playas de Formentera tenían las aguas cristalinas que se había utilizado como escenario para emular arenales del Caribe

vistas-sallent-gallego-iglesia

Lo mejor de España por tanto es también que tiene lugares encantadores a cada paso y sobre todo, una diversidad al alcance de pocos países del mundo. Historia, naturaleza, arte, costa, comida, clima… ¿Qué más se puede pedir?

Be Sociable, Share!

About Author

Irene

Periodista desde 2008. Bloguera de viajes y Community Manager desde 2010. Viajo cuando puedo; el resto del año trabajo, salgo a correr, leo, disfruto de mi ciudad y mi gente y veo pelis View all posts by Irene →

Deja un comentario

Los datos que los lectores proporcionen en este formulario serán tratados por Irene Somoza. La finalidad de la recogida y tratamiento de estos datos se produce tan solo para identificar a quién realiza el comentario. Podrás ejercer el derecho de rectificación y anulación de los presentes datos enviando un email a iresomoz@gmail.com, así como el derecho de presentar una reclamación. Más información en la política de privacidad de nuestro site.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login to your account

Can't remember your Password ?

Register for this site!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies