mundo turistico

12

Mi opinión sobre Lanzarote: 3 cosas bien; 3 cosas mal

Irene 28 diciembre, 2016

A veces me limito a contar las cosas que he hecho en un lugar y me da la sensación de que solo doy pinceladas de lo que me pareció como destino para pasar mis vacaciones. Por eso, hoy voy a dar mi opinión de Lanzarote, teniendo en cuenta las expectativas previas, lo que me encontré y por su puesto, comparándolo con otros lugares y dentro del marco referencial de mis gustos. Lo que a mí me parece aburrido a ti te puede parecer interesante; y lo que a mí me parece demasiado turístico a ti te puede resultar maravilloso. Si quieres datos prácticos de la isla, te remito al post sobre cosas qué hacer y ver en Lanzarote durante seis días.

Dicho esto, contaré tres cosas que me encantan del destino y tres cosas que me decepcionaron. Con todo ello puedo decir que merece la pena y que las cosas buenas primaron sobre las menos buenas, quedándome incluso ganas para volver y conocer sitios que por falta de tiempo no pude, como la isla de la Graciosa.

Tres cosas que bien: Paisaje, gastronomía, tranquilidad

El paisaje

Sin duda, la razón más importante para elegir Lanzarote como destino es que su paisaje te seduzca. Salpicado constantemente de volcanes y de pueblos de fachadas blancas, una de las actividades más placenteras en la isla es simplemente conducir por sus carreteras y sorprenderse con las vistas, observando cómo los tonos volcánicos va tornándose diferentes y la armonía que reina en las diferentes caras de la isla.

paisaje-lanzaroteplayas-papagayo

Pero más allá de los viajes en carretera, hubo dos lugares donde disfruté mucho de este atributo de Lanzarote y fue en la Caleta de Famara y en las playas del sur, donde la más conocida es la de Papagayo, y que se encuadran en el Parque Natural protegido de los Ajaches. En el primero, reina el componente natural compuesto del mar bravo y un pueblo donde muchas calles son de arena y si te tomas algo, tus pies disfrutan de un terreno blando donde posarse. En el segundo, el ancho mar queda por delante siendo la costa una serpiente que se levanta en forma de acantilados.

paisajepapagayo

En ambos se puede uno parar, sentar y disfrutar de un paisaje abrupto y de la cercanía del mar, que siempre es un placer.

Además el paisaje volcánico y rocoso hace que sean posibles lugares tan sugerentes como Los Charcones.

charcones-lanzarote-12-51-04

La gastronomía

Supongo que me hago mayor y que cada vez me gusta comer mejor porque hace pocos años no creo que hubiera destacado este punto de un destino. Pero sí. En Lanzarote comí bien; yo diría que rematadamente bien. Y supongo que también supuso en cierto modo una sorpresa, un aliciente que no esperaba y que disfruté especialmente. También para ello es necesario dedicar tiempo en buscar información y dejarse un poco de dinero, pero creo que con todo ello, merece la pena.

cherne-lanzarote

Entre los platos locales destaca el pescado. Aunque hay diferentes tipos –en algunos lugares no sabían si quiera decirnos el nombre-, sin duda el cherne fue nuestro favorito. En otros casos, cansados de comer en grandes cantidades, optamos por tapas como cazuelas compuestas por gambas, queso y cebolla; lapas; croquetas de tinta de calamar; o queso frito; todas ellas originales y buenísimas.

Por otro lado, hay buenos vinos de la tierra, nacidos en suelo volcánico y con sabores refinados que acompañaron divinamente los ricos platos de los que os he hablado. El que más me gustó fue el Vulcano, que probé en varios de los restaurantes. Para hacer una visita y recrearte en este mundo, puedes ir a la bodega El Grifo, donde disfrutarás de sus viñedos y un Museo del Vino bastante logrado.

vino-lanzarote

Tranquilidad

Al margen de varias localidades turísticas del sur, Lanzarote es un lugar muy tranquilo. Aún yendo en agosto, no lo noté masificado (tan solo había colas en los lugares más turísticos) y eso se agradece. Hay veces que no hay nada mejor que esa sensación de estar perdido en el fin del mundo… y dado que nuestros hoteles fueron lugares para disfrutar de la estancia, nos recogíamos pronto y disfrutábamos simplemente de estar de vacaciones.

caleta-famara

Aunque quizás no estoy todavía en ese punto de necesitar estar aislada de todo, sin más objetivo que pasear por una playa desierta, por lo que uno de los puntos en contra es que la isla me pareció demasiado tranquila. Todo tiene siempre su reverso; supongo. 

Sin duda, a nivel de tranquilidad, me quedo con la que disfruté en nuestro apartamento, el que creo que puedo decir que es el mejor alojamiento de Lanzarote. ¡Era una pasada!

Tres cosas que mal: demasiado tranquila, playas, lo turístico

Demasiado tranquila

Como os decía, hubo ocasiones en las que acabábamos el día buscando un rincón donde poder tomar algo y ver el atardecer, con un poco de ambiente. Y no lo encontramos. Lanzarote es quizás poco animada –siempre estarán las poblaciones del sur, mucho más turísticas, pero tampoco nos gusta demasiado ese rollo- y supongo que eché de menos un bar o un rincón donde poder disfrutar de su paisaje de un modo relajado pero con más gente.

san-gines-arrecife-lanzarote

Para explicar más gráficamente mi opinión, os contaré cómo fue nuestra búsqueda de un poco de ambiente. Uno de los primeros días estábamos en la Caleta de Famara pero nos apetecía disfrutar de un buen atardecer (aunque el tiempo tampoco acompañaba). Cogimos el coche y nos acercamos a los primeros pueblos, pequeños, que había. Eran pueblos sin ninguna atracción más allá que la calma y el sosiesgo, que me recordaron al mío –en León- y pronto nos dimos cuenta de que iba a ser difícil encontrar lo que queríamos.

Es curioso porque a veces digo que busco lo auténtico en los viajes y no había nada más auténtico que aquello… y aún así no se ajustaba a lo que queríamos. Quizás también a veces, busquemos lo turístico; productos creados para nuestro disfrute como viajeros. Eso es lo que comprobé en Lanzarote tras esta historia. Y no me cuesta reconocerlo…


Las playas de Lanzarote

Para decir porque no me gustaron excesivamente las playas de Lanzarote tengo que aclarar que este viaje fue una escapada veraniega cuyo objetivo era disfrutar de un lugar de costa, relajadamente; ver también cosas; pero fundamentalmente, disfrutar de buenos arenales, copiosas comidas y de cervezas frente al mar. Vamos, un viaje de relax.

Y aquí viene el problema de las playas de Lanzarote: no es una isla donde te encuentras buenos arenales en cualquier lado. La gran mayoría de ellas son artificiales, pues la costa lanzaroteña es de roca. Digamos que si espontáneamente paras en una zona de costa puede que no encuentres una playa o que la que encuentres no sea muy adecuada para el baño. Además, los arenales de las localidades turísticas del sur como Playa Blanca o Puerto del Carmen no son especialmente bonitas y hay bastante gente.

playa-ancla-tenerife

Aún así, hay playas que merecen la pena como la de la Caleta de Famara (de aguas bravas, con una zona de arena larga, apta para el surf y con un paisaje precioso) o las playas de la zona de Papagayo, varias con aspecto más paradisíaco y con buenas condiciones para el baño. Para llegar a estas calas hay que pagar un pequeño importe por ser zona protegida y andar con el coche por un camino en malas condiciones, pero todo ello merece la pena.

playa-famaraplaya-papagayo

 Para explicarme un poco más, no es que las playas de Lanzarote sean lo peor, pero desde luego distan mucho de ser increíbles.

Sus visitas turísticas

Es bueno que en Lanzarote haya cosas turísticas y por supuesto, hay que pagar por ello, pero me parece que se hace de todo cosa turística y se paga demasiado por ello. Por ejemplo, una de las visitas turísticas que se incluyen en los bonos turísticos de la isla es la entrada al mirador del Río, con vistas a la Graciosa, que después tiene dentro un restaurante. ¿De verdad les parece que esto es una visita para pagar por ella? Vale, que la hizo Manrique y habrá tenido sus gastos, pero seguro que otras atracciones realmente turísticas, como los Jameos del Agua o la Cueva de los Verdes, podrían amortizar la inversión. No sé, me sentía un poco tonta al haber pagado por ver unas vistas naturales que deberían ser patrimonio de todos, ¿no?

lanzarotetimanfaya2

Por otro lado, en el bono turístico se ofrecen varias visitas conjuntas para hacer un precio más barato, como es habitual en este tipo de bonos. Pero no todas las visitas se pueden unir, ya que no valen lo mismo; dejando por ejemplo la visita del Timanfaya fuera por un mayor coste. Lo entiendo, pero de nuevo, planteo: ¿De verdad no ganan la suficiente pasta como para hacerlo un poco más barato? Siendo la del Timanfaya además una visita bastante pobre… no sé, de nuevo me sentí un poco estafada, por mucho que haya que verlo sí o sí, pues merece mucho la pena.

Por último, otra visita que me pareció sobrevalorada fue la Fundación César Manrique. Un supuesto museo donde apenas hay obras del artista y que finalmente aprecié más como una visita por la que fuera su casa. Una construcción bastante lujosa y perfectamente integrada en el paisaje que puede tener cierto interés… pero que personalmente, no creo que justifique 9 euros de entrada.

Dicho esto, las visitas que hice en Lanzarote me resultaron en general bastante interesantes. Una pena que un alto precio y demasiadas expectativas frustraran un poco el conjunto.

Pero como adelanté, con todos sus pros y contras, Lanzarote es una isla seductora y exótica a ojos del viajero, que incluso del mismo país, encuentra en esta isla un aire único y encantador.

Be Sociable, Share!

About Author

Irene

Periodista desde 2008. Bloguera de viajes y Community Manager desde 2010. Viajo cuando puedo; el resto del año trabajo, salgo a correr, leo, disfruto de mi ciudad y mi gente y veo pelis View all posts by Irene →

Comments (12)

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Sí que es cierto que se exceden con el precio en el Timanfaya y la Cueva de los Verdes también. Las playas es cierto que son más bien pedregosas y ventosas, a mí por ejemplo no me molesta lo de las piedras, ya estoy acostumbrada a las de la costa de Granada ja ja lo que sí para mí que sea tan tranquila es un plus, precisamente fui buscando relax absoluto y perderme… si quiero masificación o fiesta ya hay demasiados lugares en las costas españolas 😉 aunque he de decir que la tarde noche que fui a Puerto del Carmen sí que había muuuchas guiris borrachos y locos y discotecas, no es que fuera tanto como en plan Benidorm pero no me gustó nada je je en fin en lo que coincidimos plenamente que lo mejor son sus paisajes, belleza absoluta
    Besitos guapa

  3. Suscribo tus palabras plenamente. Para playas Fuerteventura que está al ladito o La Graciosa. Las de Lanzarote, salvo las tres que has nombrado y quizás un par de Puerto del Carmen, el resto son todo riscos. Y lo de las visitas turísticas se pasan tb. Nosotros escapamos pq como residentes pagamos la mitad pero si que el verdad que algunas parece que te estén vacilando con la relación calidad-precio. Anota este nombre para próximas visitas: Femés. No encontrarás un super ambiente pero si que hay un par de terracitas donde ver la puesta de Sol, y se suele juntar gente para acabar el día allí. Ideal para después de una jornada en Papagayo.

  4. Es curioso cómo cambia la percepción según la persona y eso es también el encanto de viajar 😉 Yo hay ratos que busco paz pero en Lanzarote superó mis niveles permitidos jeje. Cierto es que en los lugares más turísticos hay más marcha, pero esos precisamente luego me espantan. No sé, quizás no encontré “mi lugar” allí!

    La verdad es que a pesar de todo volvería 😉

    un abrazo!!!!

    Ire

  5. ¡Gracias por el comentario Javiet!

    La verdad es que fue una sensación un tanto extraña cuando visitaba Lanzarote y todo el rato me decía que se veía claramente que era un negocio redondo.

    Mil gracias por ese nombre, espero volver algún día y poder tomar una cervecita viendo un atardecer (exactamente el plan que buscaba). Nos quedamos en Tías los últimos días y aunque eran bares “menos espectaculares”, al menos disfrutamos mucho de la hospitalidad canaria.

    Un saludo,

    Irene

    PD. Espero ir pronto a conocer las playas de Fuerteventura!!!!

  6. Lanzarote nos tiene ganado el corazón. Fue uno de los primeros viajes que hicimos Lucía y yo. Es cierto que las atracciones turísticas son caras y además juegan con la ventaja de que vas a ir a verlas sí o sí. Pero también es verdad que lo mejor de Lanzarote, en nuestra opinión, está fuera de todas estas atracciones de pago.
    Abrazos!!

  7. Gracias por el comentario, Manu!

    sin duda lo mejor está fuera de lo más turístico y alguno de esos lugares me los recomendasteis vosotros 😉 El sentimiento general hacia la isla es muy bueno, pero hay alguna idea preconcebida que hubiera cambiado…

    ¡Un abrazote!

    Ire

  8. Hola waper! No he estado en Lanzarote y ya sé a lo que atenerme cuando vaya… Me puede gustar la tranquilidad pero, igual que a ti, también necesito ese bullicio, ese ambiente que da la vida!
    Ah! Y no me esperaba lo de las playas! Yo soy de arena forever, creo que las playas se disfrutan mucho más! Las de Croacia tienen un agua increíble, pero las amigas rocosas te impiden relajarte en condiciones.
    Aún así el paisaje volcánico creo que merece mucho la pena y sé que tengo que ir!! 🙂
    Un besote!!

  9. Aún no conocemos Canarias y la verdad que los paisajes de Lanzarote siempre nos han llamado la atención, pero no me mola un pelo el tema de que por la mayoría de cosas para ver toque pagar, más aún cuando se trata de entornos naturales. Y espero que parte de ese dinero sirva para mantenerlos. Hoy en día tal como se están abaratando los vuelos creo que los destinos tienen que preparar bonos que realmente salgan rentables para atraer a los turistas y mantenerlos el mayor número de días posibles.

    Un saludote y espero que 2017 venga cargado de viajes. A ver si además coincidimos en alguno, que ya va tocando… XD

  10. ¡Gracias por el comentario José Carlos!

    pues si no las conocéis, yo os doy mi recomendación más profunda. Así estaba hace dos años y ahora ya he estado en tres y a cada cual más bonita y más interesante 😉

    Eso sí, el tema de que se aprovechen no mola, sobre todo porque los viajes deberían verse como algo interesante y cultural antes de como un negocio, creo yo.

    Feliz 2017 para ti también y ojalá podamos conocernos!

    abrazo,

    Irene

  11. Ara!

    sí, tienes que conocer Lanzarote igual, con sus tres pequeños defectos, pero que con consciencia se llevan seguro mucho mejor 😉 El paisaje hace única a la isla y tiene un montón de cosas que ver.

    Besotes!

    Ire

  12. Hola Irene

    Bonito destino para unas vacaciones tranquilas y sin mucho remordimiento. Está claro que, como bien lo dices, lo que a ti te aburre, a mí me hace el día. No todos amamos la misma cosa, o el mismo destino. Hay gente que no le gusta Londres, por ejemplo, a mí me encanta, es una ciudad mágica, aún con su cielo gris, encientro comida de todos los países. Y cara para algunos, porque siempre vamos a los mismos lugares, es bueno pero también explorar otros lados, donde la ciudad te ofrece, sus lados que no conoces.

    Enhorabuena por el artículo. Me has animado ir a Lanzarote, pero, no sé cuando.

    Un abrazo.

Deja un comentario

Login to your account

Can't remember your Password ?

Register for this site!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies